• NOTICIAS Y ACTUALIDAD FALLERA
  • HISTORIA, TURISMO, GASTRONOMÍA
  • ACTOS FALLEROS, COMISIONES,
  • PATRIMONIO INMATERIAL DE LA HUMANIDAD UNESCO

Anoche se quemaron partes de las que iban a ser las fallas grandes de la plaza del Ayuntamiento y de las comisiones de Na Jordana y Cuba-Literat Azorín.

Fallas

17 Mar, 2020

Personal de Policía Local, Bomberos, Servicios Centrales Técnicos, Residuos Urbanos, Cultura Festiva y Movilidad han intervenido en el dispositivo del Ayuntamiento de València para que esta pasada noche se quemaran los últimos elementos de varias fallas que continuaban en las calles y que en buena medida habían concluido su plantà, por lo que los artistas consideraban inviable su desmontaje para trasladarlos bien a Feria València bien a la Marina a la espera de la celebración de las Fallas el próximo mes de julio si la situación sanitaria lo permite. También estuvieron presentes los artistas falleros, personal de la empresa del motor que permitía el giro de la falla municipal y profesionales que se encargaron de hacer la grabación gráfica y audiovisual para ofrecerla a los medios de comunicación.

El concejal de Cultura Festiva del Ayuntamiento de València, Carlos Galiana, que asistió como responsable de velar porque el dispositivo funcionara sin problemas, ha afirmado que “todo se desarrolló correctamente” y ha puesto en valor que “lo que pasó anoche no fue la Cremà de nuestras fallas, sino que no había otra alternativa mejor que el fuego para retirar las partes que todavía quedaban en pie de las que iban a ser las fallas del Ayuntamiento, de Na Jordana y de Cuba-Literat Azorín”. En este sentido, ha explicado que “los elementos plantados no se podían quedar indefinidamente en las calles y se tuvo que optar por la mejor alternativa dentro de un contexto donde la prioridad absoluta es proteger a los vecinos y vecinas de València, evitar aglomeraciones y combatir así la expansión del COVID-19”.

El dispositivo en la plaza del Ayuntamiento empezó cerca de las 11h. de la noche y permitió en pocos minutos cerrar la plaza con un perímetro de seguridad que se extendió por Marqués de Sotelo con Xàtiva, Barques con Poeta Querol, la Sang con Sant Vicent y Sant Vicent con Maria Cristina. Una vez quemados los elementos plantados se procedió a retirar el motor de la falla y el contrapeso que lo sujetaba en tierra y se limpiaron los residuos originados.

De esta forma el único elemento que todavía queda por trasladar hasta que vuelva a la plaza del Ayuntamiento es el busto de la meditadora, que ayer Galiana anunció que se salvaba de las llamas “hasta la verdadera Cremà del mes de julio, como símbolo de superación de las adversidades y en respuesta a la idiosincrasia, a la esencia de las Fallas que resurgen de las cenizas”.

 

 

t

o

p